Románico Cercano

Castellano - Euskera


Románico Cercano
Turismo Románico por la Zona Media y Montaña de Navarra
UJUé

¿Qué puedes descubrir en su visita?

La basílica constituye una de las manifestaciones más importantes y representativas de la arquitectura Navarra, culminando la imponente silueta del pueblo de Ujué, visible desde gran parte de la Navarra Media.

De época románica se conservan la cabecera, la torre y la imagen de la virgen, con modificaciones en época gótica.

La cabecera, datada en el último cuarto del siglo XI, está formada por tres ábsides semicirculares al interior y al exterior con una característica que deriva de la catedral de Jaca: la profundidad de los tres ábsides es muy similar, no destacando apenas la central de las dos laterales.

La torre es románica, algo posterior a la cabecera, quizás del segundo tercio del siglo XII, y presenta una fábrica muy remodelada en épocas gótica y moderna.

La ampliación gótica concluida en el último cuarto del siglo XIV, es una preciosa nave de tres tramos, el coro a los pies de la nave y una galería exterior. Todo el conjunto está ricamente ornamentado con esculturas de gran calidad.

La portada sur es considerada una de las más ricas del gótico navarro.

Dentro de la capilla mayor nos encontramos con la imagen románica de la Virgen con el niño.

Venerada desde antiguo, hasta ella peregrinan cada año desde todas las poblaciones de la comarca.

Su devoción se extendió a la familia real de la dinastía de los Evreux, estando enterrado el corazón de Carlos II junto a ella.

En 1952 se llevó a cabo una restauración poco afortunada que transformó la talla. La primitiva se realizó en madera que se cubrió con placas de plata (en época medieval) dejando en madera policromada los rostros y manos de ambos, así como los pies de Jesús. La cronología de la virgen, hay quien la data a finales del siglo XI mientras que otras personas que la estudian fijan su realización a finales del XII e inicios del XIII.